Mensajes de la Presidenta General

Mensaje de la Presidente General para el Día de la UMOFC - 13 mayo 2017


Mensaje de Adviento

Estamos entrando en el tiempo de Adviento. Después del Jubileo del Año Extraordinario de la Misericordia continuamos experimentando la misericordia de Dios en nuestra vida cotidiana. El Adviento es el tiempo de la memoria, la invocación y la espera de la venida del Señor. El Adviento nos lleva al corazón del misterio cristiano. Necesitamos estar vigilantes y preparadas para entrar en el misterio de la Encarnación  de Cristo, de Su morada entre nosotros.

Marana thà! 


Fiesta de Santa María Magdalena (22 de julio de 2016)

                                                                                                                           

Estimadas amigas,

Como saben, el Papa Francisco ha decidido elevar la memoria de Santa María Magdalena ( 22 de julio) a la dignidad de una fiesta litúrgica.

Su decisión fue tomada, según el Secretario de la Congregación para el Culto Divino, Arzobispo Mons. Roche, para "reflexionar más profundamente sobre la dignidad de la mujer, la Nueva Evangelización y la grandeza del misterio de la Divina Misericordia". Él también afirmó que "Santa María Magdalena es un ejemplo de evangelización verdadera y auténtica; ella es un evangelista que anuncia los alegres y centrales mensajes de Pascua ", y ha añadido que" el Santo Padre Francisco tomó esta decisión precisamente en el contexto del Jubileo de la Misericordia para significar la importancia de esta mujer quien mostró un gran amor por Cristo y fue muy querida por el Señor".

La UMOFC, cuyo objetivo consiste en difundir la Buena  Noticia en todo el mundo, se complace con la decisión del Santo Padre y quiere dar un significado especial a esta fiesta. Solicitamos que durante la celebración de la Santa Misa de ese día, recordemos a las presidentas generales que han fallecido pidiéndoles que apoyen a la UMOFC en su compromiso. Fueron mujeres que trabajaron incansablemente en la viña del Señor para contribuir a la construcción de la Iglesia en todo el mundo.

Otra mujer que merece estar en nuestra memoria durante dicha celebración es Jacqueline Stuyt, una señora inglesa  que dejó un legado a la UMOFC en un momento muy delicado. Podemos añadir, en nuestras oraciones, a todas las responsables de nuestras  organizaciones a nivel local que trabajan duramente para la promoción de la dignidad de todas las mujeres.

Santo Tomás de Aquino se refiere a Santa María Magdalena como el "Apóstol de los Apóstoles" (Apostolorum Apostola) "por lo cual es correcto que la celebración litúrgica de esta mujer tenga el mismo grado que la celebración de los apóstoles en la general dentro del Calendario romano, y brille una luz en la tarea especial de esta mujer, que es un ejemplo y modelo para todas las mujeres de la Iglesia ". (ibid)

Les deseo una ¡alegre y santa fiesta de Santa María Magdalena!

 

Maria Giovanna Ruggieri

Presidenta General de la UMOFC


Lettera de la Presidenta General para el Día de la Mujer

 

8 de marzo 2016 Día de la Mujer

La celebración anual del 8 de marzo, Día de la Mujer, nos invita a reflexionar acerca de las mujeres en las distintas realidades donde la UMOFC se ha comprometido desde hace más de 100 años para el respeto y la promoción de la dignidad de las mujeres en todos los campos. Muchos pasos se han dado pero todavía queda un largo camino por recorrer.

El Papa Francisco nos anima mucho, en su mensaje dirigido a todo el mundo y pide a cada uno de nosotros un cambio profundo de nuestra sensibilidad: “La Iglesia reconoce el indispensable aporte de la mujer en la sociedad, con una sensibilidad, una intuición y unas capacidades peculiares que suelen ser más propias de las mujeres que de los varones” (EG 103).... y subraya que “las reivindicaciones de los legítimos derechos de las mujeres, a partir de la firme convicción de que varón y mujer tienen la misma dignidad, plantean a la Iglesia profundas preguntas que la desafían y que no se pueden eludir superficialmente”. (EG 104)

El Papa Francisco contempla la presencia de María entre los apóstoles en esta misma perspectiva de evaluación de la contribución de las mujeres: “En la Iglesia las funciones «no dan lugar a la superioridad de los unos sobre los otros». De hecho, una mujer, María, es más importante que los obispos. Aun cuando la función del sacerdocio ministerial se considere «jerárquica», hay que tener bien presente que «está ordenada totalmente a la santidad de los miembros del Cuerpo místico de Cristo». Su clave y su eje no son el poder entendido como dominio, sino la potestad de administrar el sacramento de la Eucaristía; de aquí deriva su autoridad, que es siempre un servicio al pueblo. Aquí hay un gran desafío para los pastores y para los teólogos, que podrían ayudar a reconocer mejor lo que esto implica con respecto al posible lugar de la mujer allí donde se toman decisiones importantes, en los diversos ámbitos de la Iglesia”. (EG 104)

El Magisterio nos interpela, no podemos quedarnos con los brazos cruzados, ¿cómo podemos participar activamente en dicho proceso? Como mujeres de la UMOFC queremos entretejer relaciones significativas con todas las mujeres y hombres para contribuir a la globalización de la ternura, tal y como lo desea el Papa Francisco.

Somos mujeres que trabajamos a diario en nuestras comunidades cristianas y en nuestras sociedades por el respeto de la dignidad de cada persona, somos mujeres que cuidan de sus familias, que contribuyen por su profesión al desarrollo y progreso tratando de construir puentes de reconciliación y perdón en las realidades más difíciles.

Dirigimos nuestros corazones hacia aquellas mujeres que son perseguidas, que son objeto de la violencia, las mujeres que a causa de la miseria y de la pobreza son víctimas de la trata con fines de explotación sexual, que se someten a la maternidad subrogada en nombre de una falsa libertad de acción.

Queremos expresar nuestra solidaridad a aquellas mujeres que se ven obligadas a abandonar su propio país a causa de las guerras, las persecuciones, los cambios climáticos y la pobreza.

Deseamos dedicar este 8 de marzo a las cuatro hermanas de Madre Teresa brutalmente asesinadas en Yemen, mártires de nuestro tiempo, mártires de la misericordia.

 

Maria Giovanna Ruggieri

Presidenta General de la UMOFC

 

 

ANGELUS del Santo Padre del domingo 6 de marzo 2016

Queridos hermanos y hermanas,

expreso mi viva cercanía a las Misioneras de la Caridad por el grave luto que las ha golpeado hace dos días con el asesinato de cuatro Religiosas en Adén, en Yemen, donde asistían a ancianos. Rezo por ellas y por las otras personas asesinadas en el ataque, y por sus familiares. Estos son los mártires de hoy. Y esto no es titular en los periódicos ¡no es noticia! Estos mártires que dan su sangre por la Iglesia son víctimas de sus asesinos y también de la indiferencia. De esta globalización de la indiferencia. Que no importa. Que la Madre Teresa acompañe en el paraíso a estas hijas suyas mártires de la caridad, e interceda por la paz y el sagrado respeto de la vida humana.

MENSAJE de condolencia del Santo Padre a las Misioneras de la Caridad

El Santo Padre, a través del cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin, ha enviado un mensaje de pésame por las cuatro Misioneras de la Caridad, la Congregación fundada por la madre Teresa de Calcuta, y otras doce personas fallecidas ayer cuando un comando armado atacó una residencia de ancianos en la ciudad yemení de Aden. Dos de las hermanas asesinadas eran ruandesas, una era india, y la cuarta era de Kenia.

''Su Santidad -dice el mensaje- se siente profundamente emocionado y entristecido por la noticia del asesinato de cuatro Misioneras de la Caridad y de doce personas más en una residencia de ancianos en Aden. El Papa asegura sus oraciones por los fallecidos y su cercanía espiritual a sus familias y a todos los afectados por este acto de violencia insensata y diabólica. Reza para que esta matanza sin sentido despierte las conciencias, lleve a un cambio de los corazones e inspire a todas las partes a deponer las armas y emprender el camino del diálogo. En nombre de Dios llama a todas las partes en conflicto a renunciar a la violencia y a renovar su compromiso con el pueblo yemení, en particular con los más necesitados, a los que las hermanas y sus ayudantes prestaban servicio. Invoca la bendición de Dios sobre todos los que sufren a causa de esta violencia y hace extensivas de forma especial a las Misioneras de la Caridad su cercanía y su solidaridad''.