​+39 0669887260 - info@wucwo.org - Contacto

twitter iconface iconinstagram icon

Arte y meditación - Julio 2021

Rembrandt. La fuite en Egypte. D.Couineau

© Tours, musée des Beaux-Arts, cliché Dominique Couineau

 Rembrandt Harmenszoon van Rijn, (Leiden, Países Bajos 1606 – Ámsterdam, Países Bajos 1669), La huida a Egipto, 1627, óleo sobre madera, 26 cm x 24 cm, Tours, Francia, Museo de Bellas Artes, don de Mme Benjamin Chaussemiche, 1950. Inv. 1950-13-1

Mes de julio

Es verdaderamente singular esta representación de la huida de la familia de Jesús a Egipto. Lo primero que llama la atención es el pequeño tamaño del cuadro. Esto sugiere que el todavía joven pintor, de poco más de veinte años, debió de pintar para un cliente -laico o religioso- que quería conservar la obra en su casa para su devoción privada.

Una segunda cosa que nos llama la atención es la elección de ambientar la escena de noche. La noche es el tiempo de las tinieblas, el tiempo del mal, el tiempo de la oscuridad. Esta elección sin embargo no nos sorprende, si tenemos en cuenta que José tuvo que abandonar precipitadamente su casa y convertir a su mujer y su hijo en exiliados para evitar los celos asesinos de Herodes. Las tinieblas que rodean a la Sagrada Familia parecen referirse a las tinieblas mucho más oscuras que gobiernan el corazón de los que no tienen intención de aceptar la voluntad de Dios y dan prioridad al poder y a la riqueza en sus vidas.

El tercer elemento que podemos destacar es la gran luminosidad que emana de las figuras de los protagonistas y que contrasta fuertemente con lo que hemos escrito antes sobre la oscuridad. La luz, precisamente al tratarse de una escena nocturna, se convierte en la protagonista del pequeño cuadro. Y esto se acentúa aún más, tanto por el hecho de que no hay prácticamente ninguna referencia al paisaje (solo en la esquina inferior izquierda parece haber un arbusto a contraluz) como por la oscura sombra que José, la mula y sus dos pasajeros proyectan en el suelo a su derecha. Además, la luz, como sabemos, en la tradición cristiana (pero no solo ahí) está asociada a Jesús (“En ella [la Palabra] estaba la vida y la vida era la luz de los hombres, y la luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron” Jn 1, 4-5) y fue también la primera palabra de Dios creador (“Dijo Dios: ‘Haya luz’, y hubo luz. Vio Dios que la luz estaba bien, y apartó Dios la luz de la oscuridad; y llamó Dios a la luz ‘día’, y a la oscuridad la llamó ‘noche’. Y atardeció y amaneció: día primero” Génesis 1, 3-5).

Un cuarto elemento que nos llama la atención es la gran pobreza representada en el cuadro: José está descalzo, sus ropas son ásperas, los sombreros de la pareja parecen estar hechos del mismo trozo de tela, el equipaje es mínimo. Ciertamente es una pobreza digna, pero esto nos hace pensar también en la condición de extrema necesidad en la que se encontraba la Sagrada Familia y en la que se encuentran aún hoy hay muchas personas; familias que, como María y José con el niño Jesús, se ven obligadas a abandonar su casa, sus afectos, su trabajo, todo lo que hasta ese momento les garantizaba seguridad.

Un cuadro pequeño, este de Rembrandt, pero que -también por la gran habilidad del pintor holandés- es capaz de abrir nuestros corazones y mentes a grandes emociones y reflexiones.

 

Así como Dios hizo con María cuando le manifestó su plan de salvación, también a José le reveló sus designios y lo hizo a través de sueños que, en la Biblia, como en todos los pueblos antiguos, eran considerados uno de los medios por los que Dios manifestaba su voluntad. […]

En el segundo sueño el ángel ordenó a José: «Levántate, toma contigo al niño y a su madre, y huye a Egipto; quédate allí hasta que te diga, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo» (Mt 2,13). José no dudó en obedecer, sin cuestionarse acerca de las dificultades que podía encontrar: «Se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto, donde estuvo hasta la muerte de Herodes» (Mt 2,14-15).

Papa Francisco, carta apostólica Patris Corde 3, 8 de diciembre de 2020

 

(Contribución de Vito Pongolini)

Ayuda a la misión de la UMOFC

La Voz de las Mujeres

Copertina WV56 ESP

Voz de nuestras organizaciones que dan testimonio del trabajo llevado a cabo por los miembros de la UMOFC en el tema: "¡Sigamos adelante! Celebrando y caminando con la UMOFC".

Lea algunos extractos

Subscripción a Nuestra Revista

Pilar Bellosillo

Video Institucional de la UMOFC

Newsletter de la UMOFC

newsletterAqui pueden mantenerse al día de las actividades de la UMOFC leyendo el último número de nuestra newsletter.

Suscribirse al Newsletter

Visítanos en YouTube

youtube channel

wordcloud FAQ

Galerías de fotos

galerias